Sobre Nosotros

No gotee y maneje es una campaña regional hecha posible gracias a las Subsidios del Departamento de Ecología del Estado de Washington y a la contribución de talleres participantes socios. La campaña está organizada por un comité rotativo y está apoyada por jurisdicciones locales, agencias estatales y organizaciones sin fines de lucro que trabajan en conjunto para proteger el Estrecho de Puget.
No gotee y maneje tiene la intención de educar a los conductores de Washington sobre la importancia de verificar su vehículo para descartar fugas y sobre las inspecciones regulares del carro, hechas por ellos mismos o en un taller mecánico. Para animar a los residentes de Washington a mejorar la confiabilidad y seguridad de sus coches, “No gotee y maneje” les ofrece a los conductores una forma de llevar sus vehículos a un taller mecánico participante para una inspección visual de fugas fácil y gratis.
Cada año, los vehículos que manejan alrededor del Estrecho de Puget vierten aproximadamente 7 millones de cuartos de líquidos automotores, que incluyen aceite para motor, combustible, lubricantes y más, a las orillas del Estrecho de Puget. El aceite y otros productos derivados del petróleo pueden dañar la naturaleza y el hábitat. Cuando llueve, los drenajes de aguas pluviales se llevan los productos derivados del petróleo que gotean de nuestros coches hacia los ríos, arroyos, lagos y Puget Sound. No gotee y maneje ofrece una oportunidad única para ahorrar dinero en el mantenimiento del vehículo al tiempo en que ayuda a proteger nuestras aguas para las generaciones futuras.