Consejos del Dr. Drip

¿Qué Una guía para trabajar con su mecánico?


dr. drip

 

Qué puede esperar de su mecánico



Si su coche sigue bajo garantía, hable con su fabricante para ver si existen requisitos especiales antes de poder llevarlo a reparar. Si su coche ya no tiene garantía, investigue para encontrar un taller que se adapte a sus necesidades. Lea reseñas en línea o vaya a Better Business Bureau. Pregunte si cuentan con certificados de capacitación o certificaciones ASE.


Pida una segunda opinión siempre que la situación le cause incomodidad. Sin embargo, vale la pena investigar primero. Le sugerimos que visite otro taller de buena reputación que tenga un mecánico con certificado ASE.


Un asesor de servicio le debe explicar esto cuando le presente la lista de trabajos recomendados. Si todo es “absolutamente necesario”, este podría ser el momento de obtener una segunda opinión.


Esto depende del taller. Podría haber normas del seguro que lo impiden, pero nunca está de más preguntar. Si no pueden permitir que entre al taller, pida documentación fotográfica que pueda imprimirse o que le puedan enviar por correo electrónico.


Bajo la ley estatal de Washington (Capítulo 46.71 RCW), usted tiene derecho a:

  • Una estimación por escrito de todas las reparaciones que costarán más de $100, a menos que usted renuncie a su derecho u otorgue su consentimiento verbal o por escrito para proceder con las reparaciones.
  • Inspección o devolución de todas las partes reemplazadas, si usted las pide antes de que comiencen las reparaciones.
  • Dar consentimiento verbal o por escrito de cualquier reparación que incremente el costo estimado original antes de los impuestos en más del 10%.
  • Si deja su vehículo en un taller mecánico sin contacto presencial entre usted y el personal del taller, ellos deben obtener su aprobación verbal o por escrito antes de comenzar el trabajo.

En otras palabras, si la factura le causa incomodidad, puede pedir hablar con el asesor o gerente de servicio sobre lo que le preocupa. Usted no debería sorprenderse cuando pague la factura. La factura total, incluyendo los impuestos, debe presentarse antes de que comience el trabajo, y mucho antes de que el coche esté listo para ser recogido.


La tarifa de suministros es común entre los talleres mecánicos y muchas veces los clientes no la esperan. Esta tarifa cubre artículos como las licencias, el seguro, el desecho de materiales peligrosos, trapos, limpiadores, etc. La tarifa varía según el taller y, en promedio, va del 2% al 10% de la factura total, dependiendo del taller.


Los precios están basados en los gastos generales de los talleres, lo que puede variar de taller en taller. La experiencia de los técnicos y la calidad del trabajo y de los materiales también puede resultar en diferentes precios. Muchas veces, los técnicos con más experiencia y los más eficaces pueden tener tarifas más altas, pero el costo final podría ser más bajo.


Sí, vender de más, o tratar de vender servicios o reparaciones adicionales que no son necesarios, es algo que sucede. Sin embargo, un taller ético tiene la obligación de informarle sobre las posibles reparaciones que su vehículo pueda necesitar. Como cliente, lo que más le conviene es tener una inspección completa para identificar todos los posibles problemas. El taller de reparación debe poderle ayudar a entender y priorizar cada una de las necesidades identificadas, lo cual incluye lo que se necesita reparar pronto y lo que puede esperar. Usted debe tomar la decisión final sobre qué reparaciones debe recibir su vehículo. Si un taller insiste en lo contrario, podría convenirle a usted obtener una segunda opinión.


Muchos talleres tienen múltiples formas de financiamiento que puede usar. Esto puede ser un rango de financiamiento de 90 días hasta un préstamo de 2 a 3 años. Cada taller puede diferir en lo que ofrecen, y algunos podrían no ofrecer opciones de financiamiento. Al igual que con todas las decisiones económicas, asegúrese de investigar a fondo para garantizar que sus intereses estén protegidos. Algunas opciones adicionales podrían estar disponibles a través de su institución financiera.


La mayoría de los talleres tienen alguna clase de garantía. Esta puede variar desde los 6 meses hasta los 3 años. Todo depende de lo que ofrezca el taller. La norma son 12 meses o 12,000 millas. Pregúntele a su taller cuánto tiempo dura su garantía y qué cubre.


Lo primero que debe hacer es llamar al taller y hacerles saber lo que está pasando. La mayoría de los talleres aceptan realizar una visita de seguimiento por un problema grave de reparación y harán todo lo posible para corregir la situación. Si el dueño del taller se rehúsa a hacer algo para resolver el problema, usted puede comunicarse con el Better Business Bureau o usar un tribunal de quejas.


Sí, pero asegúrese de pedírselo al mecánico antes de que realice la reparación, no después.


La mayoría de las reparaciones de fugas requiere partes nuevas, como una junta o un sello, porque son artículos que se usan una sola vez. Para los reemplazos de componentes más grandes, tales como motores, transmisiones, diferenciales, cajas de distribución, etc., tiene la opción de usar partes nuevas o usadas. Solo hágale saber al mecánico cuáles son sus preferencias antes de que realice la reparación. Los precios de refacciones nuevas generalmente son más altos que los de las refacciones usadas, así que esta preferencia puede afectar su presupuesto.



¡Arregle esa fuga!

Ahora que ya ha diagnosticado su fuga, encuentre a uno de los mecánicos participantes para confirmar sus sospechas y arregle la fuga si lo necesita.

Encuentre un taller